DIY y Fiestas Bonitas/ White Moka

Ideas para organizar una fiesta Pokémon Cómo preparar un cumpleaños temático

¡Cuánto tiempo sin pasarme por aquí! Llevo desde mediados de diciembre para escribir sobre la fiesta del sexto cumpleaños de mi peque. Por fin he conseguido sacar un hueco para poder contaros cómo organicé la fiesta, o fiestas, cómo la decoré, y algunos de los platos que puse en el menú. ¿Os apetece montar una fiesta Pokémon? ¡Aquí tienes algunas ideas para que tus hijos y tus invitados queden encantados!

La temática la tenía clara desde hacía tiempo a mi hijo le encanta Pokémon, y ya me había sugerido en más de una ocasión que quería que su fiesta de cumpleaños girase en torno a la famosa franquicia de animación, que parece no pasar de moda pese al paso de los años. La paleta de colores para decorar una fiesta Pokemon es muy amplia, ya que hay varias combinaciones posibles según cuáles sean los personajes favoritos de tus hijos. Amarillo y blanco; amarillo, rojo y azul; rojo, blanco y amarillo, o rojo, negro y blanco, que es la que he escogido para esta ocasión, basándome en los tres tonos de la pokeball. Una vez elegido, me puse a buscar por la Red imprimibles sobre esta temática, y tengo que reconocer que no fue nada sencillo. Finalmente, me decannté por el diseño de Todo bonito, una web en la que no era la primera vez que compraba un imprimible y en la que tienen cosas muy chulas y de infinitas temáticas. Una cosa menos.

Para la decoración complementaria, esta vez me apetecía probar con una cortina de papel crepé, muy fácil de hacer, elaborada con los tres colores elegidos (rojo, negro y blanco). La coloqué tapando la ventana, creando así un fondo homogéneo para luego colgar los banderines de Feliz cumpleaños, o Felicidades, lo que más os guste. Para que no se viera la parte superior de las tiras de papel, coloqué unos globos a la inversa, alternando los colores, una idea fácil que os va a sorprender. Siguiendo la gama de colores, escogí un mantel blanco y coloqué otro rojo solo cubriendo la parte del sobre de la mesa. De esta forma dejaba a la vista el faldón blanco, donde coloqué una mini guirnalda hecha con las mini pokeballs incluidas en el kit.

En cuanto al menú, de nuevo hice varias elaboraciones de picoteo, que gustasen tanto a los peques como a los adultos que asistieron a la fiesta. Rollitos de crepes con pavo y queso, croquetas redondas de pollo y jamón, sandwiches de pollo al curry, tortilla de patata, un poco de embutido… y como no, las galletas de mantequilla esta vez con forma de Pikachu y Evee, dos de los pokémon que más le gustan a mi hijo. La mesa la complementé con mini macetas metálicas, con patatas y otros snacks en su interior, gominolas…

El broche final de la fiesta sin duda fue el postre. En la primera fiesta hice un bundt cake de limón y arándanos, con glaseado de nata por encima; mientras que en la segunda opté por una tarta red velvet cubierta con crema de queso, simulando una pokeball. Cada vez soy más fan de los bundt cake, por su sencillez y sus preciosas formas con las que vas a dejar boquiabiertos a todos tus invitados sin demasiado esfuerzo.

Y tú, ¿qué fiesta tienes en mente?

Entradas Relacionadas

Sin Comentarios

Leave a Reply