DIY y Fiestas Bonitas

Ideas para organizar una merienda para Halloween Tips para decorar una tarde de Halloween con niños

Casi sin darnos cuenta hemos dicho adiós al verano. Y aunque con las elevadas temperaturas con las que nos está sorprendiendo este inicio del otoño, la realidad es que ya estamos en octubre, y eso significa que Halloween está ya a la vuelta de la esquina. La fiesta más terrorífica del año tiene año tras año más adeptos en España, y cada vez es más habitual que alguien te invite a una fiesta de Halloween o que te pique el gusanillo de organizar una en casa. Si tienes niños y llevas un tiempo dándole vueltas, vamos a darte unos sencillos consejos con los que seguro que te animas a celebrar tu propia Halloween Party.

Como siempre que organizas una fiesta, lo primero que debes hacer es saber a cuántas personas vas a invitar, aproximadamente, y en este caso en el que los disfraces son los protagonistas, decidir si eligir una temática general o no. Aunque tengas la cifra muy clara, es mejor que en tus cálculos añadas dos invitados más, por si alguien se anima a última hora. Si tienes tiempo, una idea genial, y que a los peques les suele encantar, es diseñar una terroríficas invitaciones para que tus hijos se las puedan dar a sus amigos. Pero si te has decidido a hacer la fiesta a última hora, también puedes hacer invitaciones digitales para mandar por email o cualquier sistema de mensajería móvil.

El siguiente paso es pensar cómo vamos a decorar la casa y sobre todo la estancia en la que se va a celebrar la fiesta infantil. Hoy en día son cada vez más las tiendas físicas y online que nos ofrecen diseños preciosos de diferentes útiles para crear la fiesta de Halloween perfecta.

A los niños les encanta hacer todo tipo de manualidades, así que aprovecha su interés para proponerles que participen en la decoración de la fiesta. Tampoco es necesario complicarse demasiado para conseguir darle un toque terrorífico a nuestro hogar. Unas telas de araña para colgar por las paredes; unos globos de colores -que no necesariamente deben ser naranjas y negros- a los que podemos pintar ojos y boca con pintura negra para intentar que parezcan los seres más temibles; pintar unos vasos o botes de cristal con pintura blanca, naranja, negra… y decorarlos luego con diferentes motivos típicos de esta festividad, e incluso poner en su interior una pequeña linterna de led para conseguir un efecto aún más terrorífico, y por supuesto las míticas calabazas que podremos vaciar, pintar o simplemente colocarlas tal cual.¡La imaginación no tiene límites!

Imagen de Beech Nut en Pinterest

Para terminar hay que pensar con que manjares vamos a deleitar a nuestros invitados. Y como en este caso la mayoría serán niños, lo más aconsejable es decantarse por bocados sencillos, que gusten a todos, y que no nos tengan metidos en la cocina demasiado tiempo. Eso sí, seguro que si le das a cada plato un toque al más puro estilo Halloween seguro que se quedan con la boca abierta.

Imagen de Elementation GQ

Y si queremos que nuestros pequeños invitados se vayan con una sonrisa aún mayor a casa, una idea genial es obsequiarles con un pequeño detalle, como las calabazas de papel rellenas de ‘chuches’ que ves asobre estas líne.

¿Qué os gustaría hacer para celebrar este año la fiesta de Halloween en casa?

 

Entradas Relacionadas

Sin Comentarios

Leave a Reply