Recetas fáciles

Mega cookies orange velvet súper esponjosas Receta de galletas terciopelo naranja

 

¡Es Halloween! Y para celebrarlo hemos preparado unas deliciosas crinkle cookies orange velvet, nuestra versión para Halloween de las cookies red velvet. He de reconocer que tengo una cierta fijación con todos aquellos postres en cuya definición se incluyan las palabras Red Velvet. Así que, aprovenchando esta festividad, he decidido dar un nuevo toque a estas deliciosas galletas que seguro que se convierten en vuestras nuevas favoritas. Tomad nota, y ¡a cocinar!

Ingredientes

375 gr de harina de trigo
2 cucharaditas de levadura
1/4 cucharadita de bicarbonato sódico
3/4 cucharadita de sal
170 gr de mantequilla en pomada
3 huevos tamaño L o 4 tamaño M
1 cucharada de leche
1 + 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
2 cucharaditas de zumo de limón
colorante en pasta naranja
110 gr de azúcar glass

Elaboración de las cookies orange velvet

En un bol mezclar la harina, la levadura, el bicarbonato, el cacao en polvo y la sal. Reservamos. En otro recipiente -yo he usado la amasadora de Bosch- vamos a batir la mantequilla, que tendremos a temperatura ambiente, hasta conseguir llevarla a punto pomada, es decir, que esté cremosa, y la mezclaremos con el azúcar hasta conseguir una mezcla homogénea.

Posteriormente agregamos los huevos, de uno en uno y ligeramente batidos, y continuamos batiendo -es importante no echar el siguiente huevo hasta que el anterior se haya mezclado completamente. Ahora vamos a poner en el mismo recipiente la leche, el zumo de limón, la esencia o extracto de vainilla, y volvemos a batir. Por último echamos el colorante, la candidad que consideréis según el tono que queréis para las cookies -yo he puesto 3 cucharaditas de colorante gel de Wilton.

Ahora es el momento de unir las dos mezclas. Vertemos poco a poco, y si dejar de batir, los ingredientes secos a la masa que hemos logrado, y batimos hasta que no quede ningún grumo. Una vez lista nuestra masa vamos a tapar el recipiente donde la tengamos con film transparente y lo metemos en la nevera como mínimo dos horas.

Una vez haya pasado ese tiempo sacamos la masa de la nevera, encendemos el horno y lo precalentamos a 175º. Mientras vamos a poner en un bol el azúcar glass para pasar cada una de las bolitas que haremos con la masa anterior. Una vez listas las ponemos en una bandeja para horno, con papel de hornear en la base, e intentando separarlas lo suficiente para que no se unan al hornearlas.

Las horneamos unos 14 minutos, dependiendo del horno, y las dejamos enfriar sobre la bandeja del horno hasta que estén completamente frías, para evitar que se puedan romper. ¡Cuidado con ellas porque están tan ricas que vuelan!

 

 

Entradas Relacionadas

Sin Comentarios

Leave a Reply