Recetas fáciles/ White Moka

Muffins de yogurt súper fáciles Receta de muffins sabor limón

¿Para cuándo los días de 48 horas, por favor? Aunque pensándolo bien, si los días tuvieran más horas, al final seguiríamos necesitando más tiempo libre, así que… ¡vamos a quedarnos como estamos! Como sé que no solemos tener demasiados ratos libres para meternos en la cocina, hoy os traigo una receta súper fácil, que se hace en un momento y para la que no se necesitan ni batidoras especiales, ni nada por el estilo. Esta mañana me he levantado con antojo de magdalenas, y eso que no soy demasiado fan, así que he ido a mi pequeña biblioteca de libros de cocina y nada más ver Delicias para compartir, de Bea Roque, ya sabía que ahí podría encontrar alguna receta deliciosa que me quitara mi antojo. Y así ha sido: Muffins de yogurt y limón. No podía sonar mejor.

Sin pensarlo ni un segundo he preparado todos los ingredientes, aumentando un poquito las cantidades para que salieran algunos muffins más, que luego me pongo a repartir y se quejan de que no llegan para todos. Vamos allá con la receta, toma nota y ¡a cocinar!

Ingredientes para 18 muffins

360 gr de harina todo uso
1 + 1/2 cucharadita de polvo de hornear
1 + 1/4 cucharadita de bicarbonato sódico
150 gr de azúcar blanco
1/2 cucharadita de sal
Rayadura de un limón
3 huevos
90gr de aceite de oliva suave
2 +1/2 cucharadas de zumo de limón
3 yogures naturales (unos 360 gramos)
Azúcar para espolvorear

Elaboración de los muffins fáciles de yogurt

Comenzamos precalentando el horno a 190º, arriba y abajo. Mientras engrasamos un molde para cupcakes y muffins como mantequilla o spray antiadherente. En un bol grande tamizamos la harina y la mezclamos con el resto de ingredientes secos. Reservamos. En otro bol vamos a mezclar los ingredientes líquidos con unas barillas manuales y cuando estén tdos integrados los añadimos a la mezcla de los ingredientes secos. Mezclamos con una espátula de silicona o de madera hasta obtener una masa homogénea, sin importar que pueda quedar algún pequeño grumo de harina.

Con una cuchara de servir helados vertemos la mezcla en cada uno de los huecos del molde, sin llegar a llenarlos hasta arriba. Espolvoreamos con azúcar cada uno de los muffins e introducimos la bandeja en el horno.

Horneamos unos 16 o 18 minutos, o hasta que al introducir un palito salga seco. Dejamos enfriar en el molde unos minutos y ya los podremos desmoldar. Ahora lo ideal es dejarlos que se enfríen por completo, pero os aseguro que es complicado resistirse a ellos y vais a tener que probarlos antes… ¡es para comprobar que están buenos antes de dárselos a nuestros invitados!

¿Os vais a animar a hacerlos? ¡Contadme cómo os han quedado!

Entradas Relacionadas

Sin Comentarios

Leave a Reply