Recetas fáciles

Pastelitos fáciles de limón y chocolate Mini pasteles de limón y chips de chocolate

Lo reconozco, soy una fanática de las series de televisión. Pero también lo soy del mundo de la cocina, como ya habréis descubierto. Por eso, soy incapaz de ver un capítulo de una de mis series favoritas sin fijarme en lo que comen, en los momentos que pasan los protagonistas en la cocina… Y de una de las series del momento, Juego de tronos, es de dónde vienen estos deliciosos pastelitos de limón de los que hoy os vamos a dar la receta.

Cuando escuché a Sansa Stark afirmar que adoraba los ‘lemon cake’ enseguida pensé que podía ser una receta deliciosa, y que tarde o temprano terminaría haciéndola. Y así ha sido. Aprovechando que mi hija pequeña tenía que hacer una receta para su pequerecetario de la escuela, hemos aprovechado para elaborar los famosos pastelitos de limón, dándoles nuestro toque personal: unos chips de chocolate. ¡Vamos allá con la receta!

Ingredientes para 10 pastelitos de limón

100gr de azúcar blanco
2 huevos
50 gr de harina todo uso
Rayadura de 1 + 1/2 limones
2 + 1/2 cucharadas de zumo de limón
160 ml de buttermilk (leche y zumo de limón)
Una pizca de sal

Elaboración de los pastelitos de limón

Comenzamos tamizando la harina, el azúcar y la sal, y reservamos. Preparamos el buttermilk -en España es difícil de encontrar en supermercados, pero si lo lográis usadlo directamente- mezclando 160 ml de leche con dos cucharaditas de zumo de limón.

Precalentamos el horno a 150º, ponemos a hervir agua en un cazo pequeño y engrasamos nuestra bandeja de cupcakes (también se pueden utilizar moldes individuales, desechables… lo que más cómodo os resulte) con mantequilla o un spray antiadherente y espolvoreamos con un poco de azúcar.

A continuación vamos a separar las claras de las yemas de los dos huevos, que deberásn estar bien fríos. Seguidamente vamos a montar las claras a punto de nieve, hasta conseguir picos suaves, y reservamos. Por otra parte, en un bol mezclaremos, con unas varillas, las yemas de los dos huevos, con el buttermilk, el zumo y la rayadura de limón. Una vez que todo esté integrado añadiremos a esta mezcla la de los ingredientes secos, y continuamos mezclando. Añadimos las claras montadas y las integramos en la mezcla anterior con suaves movimientos envolventes.

Es hora de poner los chips de chocolate, al gusto, en cada uno de los compartimentos de nuestra bandeja de cupcakes o en nuestros moldes individuales. Con la ayuda de una cuchara de servir helados (si no tenéis usadad una cuchara normal) rellenaremos cada hueco casi hasta el borde.

Vertemos el agua que tenemos hirviendo en la bandeja del horno, cubrimos la bandeja de cupckaes con papel de alumnio y la introducimos en el horno. Hornearemos al baño maría unos 20 o 23 minutos. Pasado este tiempo retiramos el papel de aluminio de la bandeja y cocemos unos 18 minutos más.

Cuando estén listos, sacamos la bandeja del horno y la dejamos enfriar sobre una rejilla. Pasados unos 10 minutos ya podremos desmoldar nuetsros pastelitos dando la vuelta a la bandeja y…. ¡ya están listos para comer! ¿No te encanta esa textura cremosa de la parte de arriba de los pastelitos?

Entradas Relacionadas

Sin Comentarios

Leave a Reply