Recetas dulces/ Recetas fáciles/ White Moka

Receta fácil de mini bundt cake de lima y frambuesas Cómo preparar unos mini dulces perfectos

Por más que me prometo a mí misma escribir todas las semanas, al menos una vez, en el blog, las horas de mis días son las que son, y ya no se me ocurre cómo estirarlas más. Y no, dormir menos lo barajé pero no me parece saludable, llámame loca. Bueno el caso, es que por fin he sacado un ratito para dejarte mi receta de mini bundt cake de lima y frambuesas, una receta súper fácil que también puedes hacerla en cualquier otro molde de repostería que tengas -aunque te recomiendo encarecidamente que te hagas con un molde bundt cake, y disfrutes de algo increíblemente delicioso.

La combinación de la lima y la frambuesa creo que le da un punto diferente, una chispa ácida, que combinada con el queso crema que lleva la mezcla, hace que cada bocado sea una pasada para tus papilas gustativas. No me enrrollo más y te dejo que leeas con detenimiento la receta y que te animes a hacerla. Ah, y por supuesto que me cuentes ¡lo ideal que te ha quedado!

Ingredientes

155 gr de harina de trigo

1 cdita de polvo de hornear

90 gr de azúcar blanco

50 gr de panela

125 gr de mantequilla en pomada

2 huevos L

Rayadura y zumo de una lima

1/2 cdita de extracto de vainilla

100 gr de queso crema

1 taza de frambuesas

Semillas de amapola

Preparación de los mini bundt cake de lima y frambuesas

¡Vamos a ello! Como siempre, comenzamos precalentando el horno a 170º. Mientras, vamos a mezclar los ingredientes secos (harina y polvo de hornear) y a tamizarlos sobre un recipiente que vamos a reservar. Seguimos mezclando, bien con varillas o en una amasadora tipo Kitchen Aid, la mantequilla en pomada, con el azúcar y la panela, hasta conseguir una masa homogénea.

Una vez lista la mezcla, añadimos los huevos, ligeramente batidos, de uno en uno. Y seguimos mezclando a velocidad baja hasta su total incorporación. Agregamos el extracto de vainilla, y la rayadura y el zumo de la lima, y batimos ligeramente.  Posteriormente, añadiremos un tercio de la mezcla de la harina, que teníamos reservada, y la vamos intercalando con el queso crema, hasta que terminemos las dos preparaciones. Para terminar agregamos las frambuesas enteras y las semillas de amapola y las distribuímos por toda la masa con la ayuda de una espátula o una lengua.

Vertemos la mezcla en nuestro molde de bundt cake, previamente engrasado, siempre dejando que caíga sólo por uno de los lados y se vaya distribuyendo por todo el recipiente. ¡Es hora de meterlo al horno! Donde lo coceremos unos 30 ó 35 minutos. Pasado este tiempo, comprobamos si al introducir un palillo este sale seco… y ¡voilà!

Ahora sólo tienes que dejar que se atempere, durante unos 10 minutos, el molde de los mini bundt cake, sobre una rejilla, y una vez desmoldados dejar que se enfrien por completo.Y… ya podemos degustar estas mini delicias.

 

 

 

Entradas Relacionadas

Sin Comentarios

Leave a Reply