Recetas fáciles/ White Moka

Receta fácil de galletas de avena y zanahoria Repostería saludable sin azúcar

Me encanta la repostería y, aunque he de reconocer que no soy demasiado golosa, siempre estoy buscando nuevas recetas, por qué hacer siempre lo mismo cuando hay una variedad tan amplia. Llevaba un tiempo queriendo hacer alguna receta sin azúcar pero al final nunca daba el paso, ¡hasta ahora!

Para adentrarme en el mundo de la repostería saludable quería algo sencillo, sin demasiadas complicaciones, y qué mejor que unas galletas para dar el primer paso. Las galletas elegidas tienen como ingredientes principales: avena y zanahoría, y lo más importante, no llevan azúcar. En su lugar he usado jarabe puro de arce, un ingrediente que siempre había tenido ganas de probar. Reconozco que tiene un sabor intenso, que quizá al principio puede que no termine de convencerte, pero… dale una oportunidad.

No me enrollo más. A continuación, te dejo la receta de galletas de avena y zanahoria para que pruebes a hacerla y me cuentes si te han gustado.

Receta de galletas de avena y zanahoria

Ingredientes

100 gramos de copos de avena avena
95 gr de harina integral
30 gr de mantequilla
60 gr de zanahoria rayada
1 clara de huevo
1 1/2 cucharaditas de polvo de hornear
1 cucharadita de canela molina
1/4 cucharadita de sal
1 cucharadita de extracto de vainilla
55 ml de jarabe de arce puro
5 cucharadas de leche semidesnatada

Elaboración de las galletas fáciles de avena y zanahoria

Comenzamos mezclando en un bol la avena, la harina tamizada, el polvo de hornear, la canela y la sal. Reservamos.

En otro bol mezclamos la mantequilla en pomada, la clara de huevo (previamente batida) y el extracto de vainilla. Agregar el jarabe de arce y la leche y mezclar bien.

Vertemos la mezcla de los ingredientes secos a esta última, y mezclamos. Por último incorporamos la zanahoria rayada. Metemos el recipiente en la nevera y lo dejamos enfriar unos 30 minutos.

Mientras precalentamos el horno a 165º. Una vez enfriada la masa, con la ayuda de una cuchara de servir helado, vamos tomando porciones y las ponemos en una bandeja de horno con papel sulfurizado para evitar que se peguen. Aplastamos cada porción con una espátula y horneamos durante unos 13 o 14 minutos, dependiendo del horno.

Sacamos la bandeja del horno y dejamos enfriar 15 minutos. Pasado este tiempo las podemos poner en un plato para dejar que se terminen de enfriar unos 30 minutos… y ¡a disfrutar!

¿Os ha gustado esta receta de galletas de avena y zanahoria?

 

Entradas Relacionadas

Sin Comentarios

Leave a Reply